<
>

Buffon: La última muralla de Messi

play
Messi, Ronaldo y Buffon ya presentes en el Sorteo de la Champions (0:52)

UEFA Champions League (0:52)

BARCELONA -- “Nunca he encajado un gol de Messi”, suele bromear Gianluigi Buffon cuando sale indemne de un enfrentamiento contra la Pulga. “Claro que me he encontrado pocas veces con él y siempre he tenido la suerte de estar apoyado por grandes defensas” concluye, más en serio, el veterano portero italiano de la Juventus.

Este martes volverá a pasar la prueba. Descansó el sábado ante el Verona y regresará a la titularidad en el estreno de la Champions, en un escenario que visitó dos veces en el torneo, ambas en eliminatoria directa, y de las que en ambas ocasiones salió victorioso.

La que puede ser su despedida, de Buffon, es la prueba exacta para Messi. Tres partidos de Champions divididos a partes iguales: una victoria, un empate y una derrota. Un título en Berlín, una dolorosa derrota en Turín, un deprimente empate en el Camp Nou y cero goles en 270 minutos cara a cara antes de esta nueva noche en que se saludarán efusivamente antes de que el balón empiece a rodar por el Camp Nou.

Messi sumó su hat-trick 38 frente al Espanyol vestido con la camiseta azulgrana, 42 si se cuentan los partidos con la selección argentina, y acumula en este inicio de Liga 5 goles en 3 jornadas, que podrían ser hasta 8 de no haber fallado un penalti o haberse estrellado contra los postes.

El Barça puede presentar este martes frente a la Juventus en sociedad a su ‘nuevo’ tridente si, como parece, Valverde otorga la titularidad a Dembélé, pero, sin duda, todo el Camp Nou vivirá pendiente de su estrella, un Messi que volvió a comenzar la temporada en modo estrella y se bastó para derrumbar al Espanyol.

Después de 625 partidos en la Juventus, 845 si se cuenta su etapa inicial en el Parma, Buffon regresa por tercera vez al Camp Nou. En las dos anteriores abandonó el estadio azulgrana con el dulce sabor de la victoria sin sospechar que acabaría la temporada perdiendo la final de la Champions… Aunque eso es otra historia.

La que de veras importa ahora es comprobar si, por fin, Messi es capaz de batir al eterno portero de la Juventus. Y si el barça, claro, mantiene su racha en sus comienzos de la competición con una victoria que le multiplique la moral.