<
>

Los Angelinos ganan una disputada serie ante los Yankees

play
¿Qué no hace Eric Young Jr.? (0:44)

El jardinero izquierdo de Los Ángelinos ha aprovechado la ausencia de Mike Trout. (0:44)

ANAHEIM -- Los cuadrangulares del segunda base Danny Espinosa y del torpedero curazaleño Andrelton Simmons, quien hizo explotar su bambinazo número siete de la temporada generador de dos anotaciones en la séptima entrada, condujeron a los Angelinos a una victoria de 7-5 frente a los Yankees de Nueva York, este miércoles en Angel Stadium.

Con su segundo triunfo, el equipo de Mike Scioscia se quedó con una disputadísima serie frente a la novena que orienta Joe Girardi, ante una concurrencia de 43,851 espectadores que registraron el tercer lleno de la temporada en el inmueble de Anaheim, California.

"Estoy feliz, no solo por lograr ese cuadrangular decisivo, sino también porque ganamos y por la forma en que hemos venido jugando. Porque muy temprano en el juego estuvimos abajo en el marcador por cuatro carreras, pero con la labor de los lanzadores que mantuvieron la desventaja de ese tamaño y las carreras que fuimos anotando, al final pudimos ganarle a un equipo muy fuerte", aseguró Simmons.

El encuentro tuvo un desenlace dramático y hasta controversial, ya que en su último turno al bate, con dos outs, Aaron Hicks despachó un batazo profundo por el bosque derecho y Kole Calhoun terminó por quedarse con la bola en su guante trepándose a la barda.

Era el out 27 y todo mundo celebraba el final del duelo.

Sin embargo, los Yankees hicieron una apelación, con base a las repeticiones del video y el comité de Grandes Ligas, que se encuentra en Nueva York a cargo de estas decisiones, resolvió que la bola había golpeado la pared antes de que Calhoun se quedara con ella en su guante.

HIcks fue acreditado con un doble y seguía quedando por ejecutarse el out número 27.

Y para colmo, venía a batear el temible Aaron Judge, quien había aparecido como bateador designado y tuvo una noche floja, con un sencillo en cuatro turnos.

¿Era ya el momento de que disparara otro cuadrangular, el número 23?

¿Era lo conducente caminarlo en forma intencional?

El lanzador de turno era David Hernández, quien encaró al poderoso bateador de los Yankees, obligándolo a sacar un rodado por la tercera que se convirtió en el último out de la jornada.

SHOEMAKER
El derecho Matt Shoemaker (6-3, efectividad de 4.52) solo se mantuvo en la loma durante tres capítulos y un pelito, permitiendo seis hits y cuatro carreras, mientras entregaba un pase de cortesía y recetaba un chocolate.

Se reportó que el serpentinero salió del juego debido a un problema muscular en la mano derecha.

"Es algo que sentí desde mi última salida en Houston y hoy volví a sentirlo, sin embargo, espero que no sea nada grave", aseguró el ‘Zapatero’, mientras señalaba la parte afectada de su antebrazo derecho, al tiempo que felicitaba a sus compañeros por la reacción que llevó a los aureolados a la victoria.

"Eso es lo que me hace sentir muy orgulloso de pertenecer a esta organización", destacó Shoemaker.

El lanzador abridor por los Yankees fue el diestro dominicano Michael Pineda (7-3, efectividad de 3.71), que trabajó seis entradas completas, permitiendo 10 imparables y cinco carreras.

Ambos salieron sin decisión, ya que el triunfo fue a dar a los registros de Blake Parker (2-2, efectividad de 2.01), mientras que la derrota se la dejaron a la cuenta de Ronald Herrera (0-1, efectividad de 9.00).

CUATRO PARA EMPEZAR
Los de la Gran Manzana subieron un racimo de cuatro carreras en su primer turno, con un ataque que fue encabezado por el cuadrangular de Gary Sánchez por el sector izquierdo, su undécimo de la campaña, llevándose en el viaje a Judge y a Starlin Castro.

Los locales respondieron en el cierre del mismo primer tramo llenando la casa, aunque al final solo lograron anotar una por conducto de Cameron Maybin, aprovechando el largo batazo de Luis Balbuena, que alzó el vuelo para llevarse el cerco del jardín central, pero que no terminó de irse para la calle debido a una gran atrapada de Aaron Hicks.

En el segundo capítulo, los de Anaheim recortaron la ventaja neoyorquina a solo una carrera, después del vuelacercas de Danny Espinosa, que la botó por la esquina derecha, con su sexto palo de cuatro esquinas de la temporada, con Erick Young Jr. en los senderos.

Albert Pujols se encargó de anotar la de la igualdad, desde tercera, con un lanzamiento descontrolado, mientras que Simmons lograba la quinta anotación en el mismo cuarto tramo, lo que ponía adelante al equipo del Condado de Orange por primera vez en la noche.

En la quinta entrada, un gran envío de Eric Young Jr., tras el hit de Castro por la parcela izquierda permitió al receptor Juan Graterol poner fuera a Judge, quien intentaba anotar desde la intermedia.

Pero en el sexto capítulo nadie pudo evitar que Gary Sánchez llegara hasta la registrador con un sencillo de Headley para igualar a cinco carreras por bando.

Young Jr. también evitó que Judge hiciera de las suyas en la séptima entrada, cuando se tiró a la piscina para quedarse en forma espectacular con un línea salida del bate del estelar novato, ya que había dos corredores en base, sin outs.