<
>

Angelinos, juzgados por el novato Aaron Judge y los Yankees

play
Judge disparó su jonrón número 22 (0:26)

El joven jardinero de los Yankees mandó la bola a 438 pies (0:26)

Un palo de cuatro esquinas del mejor jonronero del béisbol, hoy por hoy, el novato californiano Aaron Judge, generador de dos anotaciones, en la apertura del octavo episodio, hizo trizas un empate a tres anotaciones por bando y terminó con la remontada de los Angelinos de Los Ángeles, que cayeron derrotados al son de 5 a 3, frente a los Yankees de Nueva York, este lunes, en Anaheim, California.

Fue el vigésimo segundo tablazo para la calle, del guardabosques central de los Mulos de Manhattan, que se quedaron con el primero de una serie de tres desafíos pactados a disputarse en el Angel Stadium, para consolidarse como líderes de la División Este en la Liga Americana.

''Yo solo esperaba que me tirara algo sobre el plato. No había tenido una noche tan buena, inicié con dos ponches y tuve que hacer algunos ajustes a mi mecánica de bateo, durante el juego'', reconoció Judge, quien tuvo como testigos de su actuación, a sus padres y de su primer batazo de cuadrangular en su natal California.

''Sí, ellos estaban aquí y pudieron ver que empecé un tanto flojo en el inicio del juego, pero todo eso es parte del béisbol. Este es un juego de oportunidades, ya que puedes fallar una, dos, tres y hasta cuatro veces y cuando se te presenta la siguiente, tomas desquite y cambias el rumbo del juego'', agregó Judge, quien dijo que no esperaba que lo caminaran en forma intencional.

''No me sorprendió que me lanzara, yo estaba listo para batear. Porque si me daba la base, detrás de mí viene Matt Holliday y Castro... tenemos una muy buena alineación''.

El triunfo fue para el relevista Tyler Clippard (1-3, efectividad de 1.73), mientras que el derrotado fue José Álvarez (0-3, efectividad de 4.63).

Los abridores, el diestro Alex Meyer (2-3, efectividad de 4.05), quien permaneció en el montículo durante 4 entradas y 2 tercios, permitiendo 5 imparables y 2 carreras. Caminó a 5 y recetó igual número de chocolates, por los Angelinos.

Lo mismo que el también derecho japonés Masahiro Tanaka (5-6, efectividad de 6.55), quien trabajó durante 6 episodios y 2 tercios, tolerando 4 hits y 3 carreras. Dio 2 pasaportes y ponchó a 8, se fueron sin decisión.

VENTAJA EFÍMERA

Kole Calhoun puso a ganar a la novena de Mike Scioscia con su batazo de cuatro esquinas número 10 de la temporada, sin corredores en los senderos, en el cierre del segundo episodio.

La respuesta de la visita vino en el tercer acto, cuando el sencillo del holandés-curazaleño, Didi Gregorius, impulsaba a Matt Holliday con la del empate.

Y el propio Gregorius se encargaba de remolcar la segunda rayita para los chicos de Joe Girardi, con otro sencillo, esta vez por el centro, para que ahora fuera Aaron Judge el encargado de consumar la anotación.

''Yo siempre me mantengo jugando por debajo del radar, así ha sido durante toda mi carrera y lo disfruto'', aseguró Gregorius, quien tuvo una noche de 4 hits en 4 turnos, con 2 carreras empujadas, para extender su racha de juegos pegando imparables, a 14, la cadena más larga de los Yankees en esta campaña.

''Yo solo salgo a tratar de jugar a la pelota y disfrutarlo, intento ser consistente, llegar a las bases para ayudar al equipo'', agregó el torpedero.

En la séptima, un sencillo de Chase Headley mandó a la registradora, otra vez, a Judge, con la tercera anotación para los neoyorquinos.

Pero en la conclusión de ese mismo capítulo, los aureolados anotaron otras dos, cortesía de Danny Espinosa y de Cameron Maybin, cuyos bates acarrearon a Eric Young Jr. Y al propio Espinosa, respectivamente, para dejar todo como al inicio.

Luego vino Judge, a juzgar, a dar el veredicto final.